Guerra y paz en el Plan Fiscal

Todo parece indicar que hay una guerra abierta entre la administración de Ricardo Rosselló y la Junta de Supervisión Fiscal. Sin embargo, no debe perderse de vista el mucho terreno común que hay entre ellos. Ese espacio de coincidencias debe ser el punto de partida para acabar de poner en marcha un programa de rehabilitación económica y fiscal que hoy en día, a más de un año y medio de la aprobación de la ley Promesa, está demasiado retrasado.

No hay duda de que los estragos causados por el huracán María más que justifican el retraso en la implantación del Plan Fiscal, pero ya han pasado seis meses desde ese trágico evento y es hora de retomar el proyecto de estabilización y reactivación de la economía.

Para leer el articulo, oprima aquí.

Dr. Juan Lara
30 de marzo de 2018
Tribuna Invitada
El Nuevo Dia