Las proyecciones del plan fiscal

Una de las muchas controversias que han surgido en torno al plan fiscal del gobierno tiene que ver con las proyecciones económicas de la administración Rosselló y sus asesores. Algunos analistas y economistas han hecho señalamientos críticos a dichas proyecciones, y la propia Junta de Supervisión Fiscal solicitó que se revisaran y documentaran antes de aceptarlas como parte del plan fiscal.

Es legítimo y razonable cuestionar los supuestos de las proyecciones optimistas que se presentaron en la penúltima versión del plan fiscal, las cuales han sido revisadas a la baja en la versión más reciente. Sin embargo, algunos de los señalamientos críticos no son válidos y otros son sencillamente erróneos. Aunque se trata de un tema técnico y árido, es importante que la ciudadanía tenga la información mínima necesaria para poder evaluarlo.

Para tratar de arrojar luz sobre el tema, es útil dividir las proyecciones del gobierno en dos períodos. El primero, que puede llamarse el corto plazo, cubre los años fiscales 2018 y 2019. El segundo, que podemos llamar el período de reconstrucción, llega hasta el año fiscal 2023. De ahí en adelante viene un tercero, que no se incluye en el plan fiscal, y que se abre ante nosotros como un gran signo de interrogación.

Oprima aquí para leer la columna.

 

Dr. Juan Lara
Tribuna Invitada
El Nuevo Dia
10 de abril de 2018