La AEE y la voluntad de cambio

No es exageración decir que lo que ocurra en los próximos años con la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) será una de las claves principales del éxito o fracaso económico de Puerto Rico. Nuestra capacidad como país de sentar las bases para una economía sana y dinámica, dejando atrás las prácticas destructivas del pasado, se verá en la transformación que podamos efectuar en el sistema de energía eléctrica. Si fallamos en esta empresa, es poco probable que tengamos éxito en todo lo demás.

Por eso es tan preocupante la crisis de dirección y gerencia que se desató la semana pasada en la AEE. La causa de esta crisis parecía ser el salario negociado por la Junta de Directores de la corporación con un nuevo director ejecutivo seleccionado a la carrera para sustituir al anterior, quien renunció sorpresivamente en medio de una disputa sobre su compensación. De momento, el sueldo del director ejecutivo pareció convertirse en el foco de toda la compleja problemática de nuestro fallido sistema eléctrico.

Oprima aquí para leer la columna.

Juan Lara
TRIBUNA INVITADA
El Nuevo Dia
lunes, 16 de julio de 2018