La economía rebotó por el ciclón

A un año del huracán María, la economía puertorriqueña está en pleno rebote. Por primera vez en muchos años, vemos una racha de aumentos mensuales consecutivos en el Índice de Actividad Económica.

En algunos meses, las ventas al detalle han crecido a tasas de dos dígitos. Las ventas de automóviles nuevos están muy por arriba del promedio de los años recientes. Muchos comerciantes afirman que sus ventas superan aún sus proyecciones más optimistas. Los del Departamento de Hacienda en el año fiscal 2018 fueron mucho mejores de lo que se estimaba en los meses siguientes al huracán. De hecho, el año fiscal 2018 cerró con una caída del Producto Bruto real de entre 7.5% y 8%; mucho menos severa que la contracción de 13% que proyectaban hace unos meses el gobierno y la Junta de Supervisión Fiscal.

Era de esperar que la economía rebotara después de la fuerte caída de la producción y las ventas, ocasionada por el huracán. Pero, además del rebote, estamos viendo también los primeros efectos de la inyección de fondos federales para la reconstrucción y de los fondos provenientes de compañías privadas de seguros.

Oprima aquí para leer la columna.

Juan Lara
Tribuna Invitada
El Nuevo Día
lunes, 17 de septiembre de 2018