Lanchas: lo bueno, malo y feo

Uno de los cambios estructurales que se está dando en la economía de Puerto Rico tiene que ver con las lanchas entre la Isla Grande y las islas municipios de Culebra y Vieques. Es ejemplo de lo que se está haciendo y de lo que falta por hacer.

El movimiento del muelle de lanchas de Fajardo a Ceiba, dentro de los predios de la antigua base naval Roosevelt Roads, es un paso positivo que se debió dar hace años. Se reduce significativamente el tiempo de travesía entre la Isla Grande y Vieques, mientras que aumenta un poco el tiempo entre la Isla Grande y Culebra.

En el neto, se reduce el costo de operar las lanchas. Además, se mejora la calidad de vida de los residentes de Vieques y la experiencia del turista que visita Vieques, sin impactar grandemente ni a los residentes ni a los turistas de Culebra. La transferencia de las lanchas a Roosevelt Roads coloca uno de los inquilinos ancla que requiere Roosevelt Roads para desarrollarse porque hace más atractivo el establecimiento de otro tipo de negocios y vivienda en la antigua base naval.

Para leer la columna oprima aquí.

 

Vicente Feliciano
Tribuna Invitada
El Nuevo Día
miércoles, 3 de octubre de 2018