Foro de CPAs plantea como reto la baja poblacional

●●● Tiene que ser tema central en la planificación de la mayoría de negocios en Puerto Rico●●●

El Nuevo Día
ANTONIO R. GÓMEZ antonio.gomez@elnuevodia.com

Suministrada
Vicente Feliciano catalogó la situación actual como “la economía del café”, viva por las inyecciones de fondos de la recuperación.

El movimiento demográfico en Puerto Rico tiene que ser elemento central y reto principal para la mayoría de los negocios en el país, advirtió ayer el economista Vicente Feliciano, al diagnosticar el presente y posible futuro de la economía de la isla.

“Si usted está en un negocio en Puerto Rico, esto es lo más importante. Este es el reto más importante, en la medida en que la población sigue cayendo”, afirmó en una conferencia que ofreció ante un foro del Colegio de Contadores Públicos Autorizados.

Sobre la situación de la economía sostuvo que hay optimismo en el corto plazo, pero en el mediano plazo hay incertidumbre.

Se refirió al comportamiento del Índice de Actividad Económica que elabora el Banco de Desarrollo Económico (BDE), y destacó que este sufrió una marcada reducción después del huracán María, pero se ha estado recuperando y ya está casi al mismo nivel que estaba previo al ciclón. Explicó que la razón para ello es la cantidad de fondos que han entrado a la economía relacionados con el evento atmosférico.

Feliciano calculó que han entrado cerca de $4,000 millones en fondos provenientes de los reclamos a los seguros, y una “barbaridad de dinero federal” que incluyen cerca $9,000 millones de FEMA para distintos propósitos, dinero para subsidiar las reparaciones en las telecomunicaciones, fondos para reembolsar a patronos que mantuvieron su nómina, y dinero adicional para el Programa de Asistencia Nutricional (PAN), entre otros.

“Es que estamos en la economía de la cafeína. Si no sigue entrando dinero en la economía, dinero de obra permanente, entonces este avance se va ir, va estabilizarse o se va a caer”, señalo.

“Si todo lo que conseguimos es volver donde estábamos previo a María, nos liquidamos” Vicente Feliciano, Economista

Recalcó que, para evitar caer en la situación de contracción económica previa al huracán, es importante que los fondos para obra permanente se utilicen de forma efectiva y que se realicen las reformas estructurales que permitan aprovechar “el respiro que nos da el dinero federal”.

“Si hacen esas inversiones en infraestructura, con las reformas estructurales, entonces sería factible alterar esa tendencia”, señaló el economista.

Reconoció como retos adicionales en este proceso la capacidad de la industria local de construcción para realizar o ejecutar el trabajo pendiente, lo que podría reducir el flujo de fondos; y lo que resulte de las negociaciones para la reestructuración de la deuda.

LA POBLACIÓN ES CLAVE

El movimiento poblacional puede llevar también a los empresarios a aprovechar lo que está sucediendo, afirmó. “El mismo hecho de la reducción en población está dando oportunidades a la gente que las pueda aprovechar y se dé cuenta de que el mercado está cambiando”.

Otros efectos de esa realidad, dijo, son la consolidación de empresas, como ocurrió en el sector financiero; y cambios en el “contrato social” que ha prevalecido en la isla por años.

Ese cambio, apuntó, obedece al hecho de que la cantidad de gente que ahora tiene que sostener el grupo de 18 a 64 años de edad, es cada vez mayor mientras ese grupo se está contrayendo. “Tienen que haber recortes en pensiones para que esta nave de Puerto Rico sea viable”, declaró.

El economista evaluó también la la economía de Estados Unidos y concluyó que la misma “luce poderosa pero al mismo tiempo hay unos desbalances que no sabemos cómo van a evolucionar en el futuro inmediato”.