Lo nuevo del Plan Fiscal

El pasado martes se certificó lo que debería ser la versión final del Plan Fiscal para los próximos cinco años. En las áreas principales en las que hay desacuerdo entre el gobierno y la Junta de Supervisión Fiscal, el nuevo plan básicamente reitera las demandas ya presentadas por la Junta en versiones anteriores. Tampoco hay novedad en lo que respecta a las reformas estructurales que los siete miembros de la Junta consideran indispensables para la recuperación económica de Puerto Rico en el largo plazo.

Sin embargo, el nuevo plan no es simplemente una revisión cosmética de los anteriores; contiene innovaciones importantes. La novedad más grande es la revisión de las proyecciones de crecimiento económico. La otra, relacionada con la primera, es que ahora se incorpora la expectativa de que lleguen a la isla $82,000 millones en fondos para la reconstrucción a lo largo de diez años.

En la versión anterior del plan fiscal, la Junta y sus asesores proyectaban un crecimiento anual promedio de 1.5 por ciento en los cinco años fiscales entre el 2019 y el 2023. Ahora, la proyección es de un crecimiento promedio anual de 3.9 por ciento; más del doble de la anterior. El contraste es más marcado aún si se mira el crecimiento total acumulado en los cinco años: en la versión anterior del plan, para el año fiscal 2023 la economía sería 7.6 por ciento más grande que en el año fiscal 2018. En la nueva versión, el aumento proyectado para el período es de 20.8 por ciento.

Oprima aquí para leer la columna.

Juan Lara
Tribuna Invitada
El Nuevo Día
jueves, 25 de octubre de 2018