Reforma laboral en la práctica

En circunstancias normales, los mercados transitan hacia su equilibrio, el cual puede estar alejado de lo que permiten o requieren las leyes. Una encuesta realizada por la Sociedad para la Gerencia de Recursos Humanos indica que la Reforma Laboral que se implantó a principios del 2017 (Ley 4) está siguiendo el camino esperado por los economistas.

La Ley 4 aumentó de tres meses a nueve meses el período de probatoria para personal no-exento y hasta un año para personal exento (profesional y gerencial). La encuesta indica que tres cuartas partes de las empresas realizaron cambios en su período probatorio. Pero solo una cuarta parte lo aumentó hasta el máximo permitido por ley. La mitad incrementó el período probatorio por encima de lo permitido bajo la ley anterior, pero por debajo de lo permitido bajo la nueva ley.

Cuando todos los patronos tienen como regla el máximo de período probatorio permitido por ley es indicativo que la ley no refleja la realidad del mercado. Cuando los patronos ofrecen variedad de reglas es que el mercado está operando como se supone, con las reglas de las empresas reflejando la realidad de su industria y las particularidades de las empresas.

Permitir horarios de 40 horas en cuatro días laborables sin incurrir en horas extras fue otro de los cambios de la Ley 4. Por lo tanto, se otorgó la opción para que en las empresas donde hacía sentido, y con el acuerdo por parte de los empleados, se modificara el horario de trabajo tradicional. Según la encuesta, la mayoría de las empresas continuaron en horarios de cinco días por semana, pero una minoría adoptó horarios alternos.

Presione aquí para leer la columna.

TRIBUNA INVITADA
El Nuevo Dia
Por Vicente Feliciano
martes, 15 de enero de 2019