Los riesgos de la reconstrucción

Un informe reciente de la Oficina de Rendición de Cuentas de Estados Unidos (GAO, por sus siglas en inglés) parece validar el temor de que los fondos federales para la reconstrucción de Puerto Rico no lleguen en las magnitudes y con la rapidez que se requiere para la levantar la economía de la isla.

El informe, con fecha de marzo de 2019, responde a una petición de parte de 15 miembros del Congreso para que la GAO revisara los esfuerzos del gobierno federal para apoyar la recuperación en Puerto Rico después de los huracanes Irma y María.

Según la GAO, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) comprometió cuatro mil millones de dólares para gastos de emergencia hasta septiembre 30 de 2018, un año después de los huracanes. El dinero se destinó casi en su totalidad a la remoción de escombros y la provisión de generadores eléctricos, con una porción mínima para obra permanente de reparación y reconstrucción de infraestructura.

Además de que la cantidad luce pequeña para un año completo inmediatamente después de la emergencia, el informe destaca otro dato preocupante: FEMA puso en vigor un sistema de reembolso manual para los pagos a las víctimas del desastre, que ha ocasionado retrasos en la entrega del dinero por la lentitud en la revisión de las reclamaciones.

Los especialistas de la GAO encontraron que en varios municipios se realizaron obras con fondos municipales que aún no han sido reembolsados por FEMA. La consecuencia del retraso ha sido poner a dichos municipios en aprietos financieros.

Oprima aquí para leer la columna.

Juan Lara
Tribuna Invitada
El Nuevo Día 
jueves, 21 de marzo de 2019