Efectos económicos del cambio político

En las semanas turbulentas que estamos viviendo, casi todos los economistas nos hemos enfrentado a la pregunta de cómo se afecta la economía de Puerto Rico por las protestas populares y la crisis en el gobierno.

Las cancelaciones de barcos cruceros y el cierre temporero de comercios en el Viejo San Juan son los ejemplos más visibles del efecto económico inmediato. Pero no constituyen un daño mayor ni permanente para la economía en su conjunto, aunque son muy importantes para quienes los sufren de manera directa.

Será en el mediano y largo plazo cuando veremos las repercusiones económicas más importantes de los sucesos sorprendentes que han transformado de golpe el escenario político en la isla.  En medio de un proceso de renegociación de deuda y reorganización fiscal, y cuando todavía hay dudas sobre cuándo y en qué magnitud llegará la ayuda federal para la reconstrucción, nos vemos de súbito con un gobierno de transición que de seguro será poco más que ceremonial y que todavía tiene ante sí más de un año de gestión.

 

Para leer la columna presione aquí. 

Juan Lara 
Tribuna Invitada 
El Nuevo Día 
jueves, 25 de julio de 2019