El costo y el beneficio de los incentivos contributivos

El Departamento de Hacienda publicó hace unos días un informe muy esperado por los interesados en la política fiscal de Puerto Rico: un listado detallado del gasto tributario incurrido por el gobierno en cada uno de los incentivos, exenciones y créditos que ofrece a los contribuyentes. Es un informe muy valioso y necesario, y un producto que evidencia el profesionalismo de los especialistas de Hacienda, pero es importante que no se interprete de manera equivocada.

Conviene empezar por tener claro qué es un gasto tributario (tax expenditure, en inglés). En esencia, es un ingreso contributivo al cual Hacienda renuncia con el fin de apoyar o incentivar alguna actividad económica o social. Dejar de recibir un ingreso tiene el mismo efecto en el presupuesto gubernamental que gastar la misma cantidad de dinero; de ahí que se le llame un “gasto” tributario.

En este informe—el primero así de detallado sobre este tema—se estimó un gasto tributario que ha dejado a todo el mundo con la boca abierta, porque sobrepasa los 20 mil millones de dólares. Esta es una cifra recurrente, que se repite año tras año y puede incluso aumentar de un año a otro. El dato que tenemos es para el año fiscal 2017.

 

Para leer la columna presione aquí. 

Juan Lara 
Tribuna Invitada 
El Nuevo Día 
miércoles, 25 de septiembre de 2019