Cómo esquivar un golpe al fisco

Se ha visto en días recientes que hay urgencia en Washington para ponerle fin a la práctica de permitir que las corporaciones foráneas en Puerto Rico puedan acreditar lo que pagan por el llamado arbitrio de 4% contra su obligación contributiva federal. Esta práctica ha permitido que esas compañías, descendientes de las antiguas corporaciones 936, puedan pasarle gran parte de la carga que representa este impuesto al Tesoro de Estados Unidos.

El impuesto fue creado ocho años atrás en la ya famosa Ley 154 y ha llegado a generar dos mil millones de dólares al año para el fondo general del gobierno de Puerto Rico. En el año fiscal pasado (2018-19), el arbitrio del 4% a las foráneas, como también se le conoce, aportó 18 por ciento de todo lo que se recibió en el fondo general.

La práctica de acreditar el arbitrio contra impuestos federales, que fue una concesión temporera del Tesoro federal, pero sin fecha de expiración definida, constituye en efecto una especie de ayuda financiera no legislada de Estados Unidos a Puerto Rico. Desde hace varios años, las autoridades de Washington les han estado advirtiendo a las autoridades locales que no pueden contar con ese apoyo como si fuera algo permanente.

 

Para leer la columna presione aquí. 

Juan Lara 
Tribuna Invitada 
El Nuevo Día 
domingo, 1 de dicembre de 2019